El crecimiento de la zona metropolitana de Guadalajara hace necesario un mayor abastecimiento de agua y electricidad; estos problemas se tratan de resolver con la construcción de presas a lo largo de los ríos Lerma y Santiago, produciendo una gran cantidad de desastres ecológicos y sociales. Al mismo tiempo se vierten al río Santiago las aguas negras de la población en constante aumento, además de residuos químicos de la industria, contaminando y alterando los ecosistemas, mismos que son el sustento de nuestra vida. Ésto, ampliflicado por el despilfarro que hacemos de la electricidad y en muchos casos del agua.

Además del problema mencionado, un comportamiento social problemático es la falta de conciencia en gran parte de los habitantes de la zona metropolitana de Guadalajara en cuanto al inmenso daño provocado por esta situación, impidiendo así tomar acciones concretas, como el uso medido del agua y la electricidad, entre otras posibles soluciones. Al conocer esta problemática se podría modificar nuestro comportamiento para mejorar y hacer sustentable nuestra vida.

La obra consiste en dos secuencias sonoras construídas a partir de grabaciones realizadas en el lago de Mismaloya, lugar donde nace el rio Lerma, y al sur de San Blas en la desembocadura del rio Santiago, inicio y final de la cuenca Lerma-Santiago-Pacifico; ríos que abastecen de agua la región donde se encuentra la zona metropolitana de Guadalajara, así como la generación de energía eléctrica en diferentes presas a lo largo de los ríos, funcionando además como vertedero de aguas residuales tanto habitacionales como industriales. Las secuencias sonoras serían proyectadas al mismo tiempo buscando un efecto envolvente en los auditores de la pieza.

Esta pieza se proyecta a través de cuatro bocinas colocadas en el espacio a intervenir. La idea es propiciar una reflexión por parte de los ciudadanos entorno al problema de contaminación y deterioro de las condiciones socio-ecológicas en toda la cuenca. Esta reflexión sería generada por la escucha de sonidos capturados en los lugares donde nace el agua y donde muere el río al entrar al mar, pretendiendo transportar a los auditores a un lugar donde está el origen de nuestro sustento natural; recorrer el camino que hace el agua que nace de la tierra para alimentarnos y darnos cobijo, hasta llegar en un estado tristemente lamentable a su desembocadura en los manglares que hacen de gran puerta al mar. Con el sonido propiciar un estado de contemplación y apreciación de la tierra como generadora de vida, pero también de muerte si continuamos con nuestro comportamiento destructor. Aunque en la pieza no se indiquen los datos de contaminación y destrucción a todo lo largo de la cuenca, espero que al evidenciar el hecho de ser grabaciones tomadas en la cuenca que abastece la zona metropolitana con un subtítulo en el nombre de la pieza, detone un interrogante de cómo terminan esos ríos en su destino.

TEXTO: Armando Castro

CONCIERTO
ARTE SONORO

20 de julio del 2017

Ex-Convento del Carmen / Av. Juárez 638 Centro, Guadalajara

 AC 1
 AC7

ARMANDO CASTRO

Su trabajo parte de los límites que la música impone al sonido para desde ahí construir una reflexión política desde el objeto, ya sea visual o sonoro, alternando la improvisación sonora en un marco de concierto a la exposición de obras dentro de una galería.

Realizó estudios de guitarra en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, en España; obtuvo el diploma de Técnico en Sistemas de Audio y Sonorización en la Universidad de Valencia, España; después continuó sus estudios en acústica musical en el Conservatorio Nacional Superior de Música y de Danza de París (Francia), y otras especialidades en el School of Audio Engineering SAE Institute en Madrid, España

 AC2
 AC3
 AC9
 AC5
 AC10
 AC4
 AC8
 AC11

FOTOGRAFÍA: Beatriz Rodríguez

ACTIVIDADES PARALELAS